Fibrocemento: ¿cómo debe ser el protocolo para su retirada?